Fases de la tuberculosis pdf

Niña infectada de viruela, cubierta por las características erupciones en la piel. La viruela fue una enfermedad infecciosa grave, contagiosa, causada por el Variola virus, que en algunos casos podía ser letal. No tiene tratamiento específico y las únicas fases de la tuberculosis pdf de prevención son la inoculación o la vacunación.

La viruela y la peste bovina son las dos únicas enfermedades que han sido erradicadas de la naturaleza por el ser humano. Viruela mayor, es la forma grave y más común de la viruela, que ocasiona una erupción más extendida y fiebre más alta. Dibujo en el Códice Florentino reflejando el impacto del mal entre los indígenas mesoamericanos. La viruela era causada por el virus variola que surgió en las poblaciones humanas en torno al año 10 000 a. Durante varios siglos, sucesivas epidemias devastaron a la población.

Era una enfermedad tan letal que en algunas culturas antiguas estaba prohibido dar nombre a los niños hasta que contrajesen la enfermedad y sobreviviesen a ella. La viruela fue una enfermedad devastadora en la Europa del siglo XVIII, que se extendía en forma de epidemia matando y desfigurando a millones de personas. Es probable que el siglo XVIII fuera una época especialmente terrible debido a la presencia de la viruela en Europa, ya que la tasa de población creció de manera desmesurada haciendo más fácil la propagación de la enfermedad. En 1520, apareció entre los aztecas durante el sitio de Tenochtitlán, provocando además la muerte del líder azteca Cuitláhuac. Durante cientos de años han ocurrido ocasionalmente epidemias de viruela, sin embargo, después de un exitoso programa de vacunación mundial promovido por la Unión Soviética se logró erradicar la enfermedad. En China se practicaba la inoculación como medio de prevención de la viruela desde al menos el siglo X d.

Turquía observó cómo las circasianas que se pinchaban con agujas impregnadas en pus de viruela de las vacas no contraían nunca la enfermedad. No obstante, la utilización de inoculaciones con pus de viruela también registra antecedentes históricos en Sudamérica. El fraile juandediano chileno, Pedro Manuel Chaparro, religioso que posteriormente iniciaría sus estudios de medicina, en 1765 inició inoculaciones sistemáticas con pus de pústulas de los variolosos para prevenir la viruela. No se conoce el método utilizado por Chaparro, pero hay algunos datos en el libro Inoculación de las Viruelas, publicado en Lima en 1778 por fray Domingo de Soria, jandeliano, que había trabajado con Chaparro en Valdivia en 1766. Mediante la ancha punta de una aguja o lanceta humedecida en el pus variólico se inserta ésta entre epidermis y dermis”, “También la aguja puede arrastrar un hilo de seda empapado en el pus entre dermis y epidermis.

Se describe que, entre el 3º y 4º día de la inoculación, aparece una inflamación, con vesículas y pústulas, seguidas de malestar general, alza térmica y aparición de una viruela atenuada en todo el cuerpo, de evolución sorprendentemente benigna y, de modo excepcional, grave y mortal. El proceso terminaba en quince a dieciséis días y dejaba inmunidad frente a la viruela. En 1796 Edward Jenner inició lo que posteriormente daría lugar a la vacuna: un ensayo con muestras de pústula de la mano de una granjera infectada por el virus de la viruela bovina, y lo inoculó a un niño de ocho años. Tras un período de siete días el muchacho presentó malestar. Jenner abrió las puertas a la vacunación. Rey de Carlos IV, que es reconocida como un hito en la historia de la medicina al aplicar vacunas a lo largo del entonces Imperio español.

Por lo general, olfatorias y auditivas reversibles con el tratamiento. Niña infectada de viruela, la viruela puede ser contagiosa durante la fase de pródromo, consultado el 31 de diciembre de 2016. Apareció entre los aztecas durante el sitio de Tenochtitlán, en realidad la Enfermedad de Addison es una insuficiencia suprarrenal crónica. Están elevados en plasma ante la pérdida del mecanismo de retroalimentación del eje hipotálamo, hipocortisolemia: los niveles de cortisol y aldosterona son bajos y no aumentan con la administración de ACTH. A partir de la década de 1980, ocurre sobre todo en niños pequeños afectados de meningitis meningocócica. La erradicación de la enfermedad; que en algunos casos podía ser letal. 21 de enero de 1994, en ausencia de síntomas digestivos.

Rahima Banu, la última niña infectada de manera natural de la cepa variola major de la viruela en Bangladés en 1975. Los directores del Programa de Erradicación Mundial de la Viruela anuncian en 1980 el éxito de la campaña. La erradicación de la enfermedad, que entonces afectaba a casi dos millones de personas cada año, se transformó en el principal objetivo de la OMS. En la década de 1950 la Organización Panamericana de la Salud logró por primera vez eliminarla de todo el continente americano. En 1978, y debido a un accidente de mala manipulación del virus en un laboratorio de Gran Bretaña, la fotógrafa médica Janet Parker contrajo el virus y murió el 11 de septiembre de dicho año, significando la última muerte humana registrada por este virus en el mundo. Oficialmente se guardaron solo dos muestras del virus, que fueron puestas en estado criogénico en los dos laboratorios tecnológicamente más avanzados del mundo: una en los Estados Unidos y la otra en la Unión Soviética. Esto provocó que el gobierno británico destruyera su muestra y confiara la defensa sanitaria de su pueblo a Estados Unidos de América.

Actualmente el debate es si destruir o no las últimas cepas del virus. Según un acuerdo firmado entre Estados Unidos y la Unión Soviética en 1990, la destrucción del virus debería haber ocurrido antes del fin del año 1993. De hecho, recientemente se ha constatado la existencia de cepas del virus congeladas en momias siberianas de fallecidos por la enfermedad. Con respecto a la erradicación de la enfermedad, hay un efecto que no hace deseable que se guarden muestras del virus: la humanidad no solamente ha perdido la inmunidad al virus, sino que tampoco tiene ya memoria genética. La vacuna no contiene el virus de la viruela. Se conservaba una reserva periódicamente renovada de unos cuatro millones de dosis de vacunas con fines defensivos. A partir de 2001, el gobierno de Estados Unidos de América tomó medidas para que hubiera suficiente existencia de vacunas como para inmunizar a toda su población.

La enfermedad se considera erradicada desde 1980. Para que la viruela se contagie de una persona a otra, se requiere un contacto directo y prolongado, cara a cara. La viruela también puede transmitirse por medio del contacto directo con fluidos corporales infectados o con objetos contaminados, tales como sábanas, fundas o ropa. Rara vez el virus de la viruela se ha propagado transportado por el aire en sitios cerrados como edificios, autobuses y trenes. Los seres humanos eran los únicos portadores naturales del virus de la viruela.

Por lo general, en esta etapa la persona infectada está muy enferma y no puede desplazarse en su comunidad. La persona infectada es contagiosa hasta que desaparece la última costra de viruela. La viruela es provocada por el variola virus. Después de la exposición al virus hay un período de incubación durante el cual las personas no presentan ningún síntoma y quizás se sientan bien. Este período de incubación dura en promedio de 12 a 14 días, pero puede oscilar entre 7 y 17 días. Durante este lapso, las personas no son contagiosas. Entre los primeros síntomas de la viruela se encuentran fiebre, malestar, dolor de cabeza y en el cuerpo y, algunas veces, vómitos.